top of page
Buscar
  • Foto del escritorkeisyvarelaseas

EMOCIONES

Las personas emocionales son débiles

La pregunta es: ¿y quién no es emocional?


Las emociones son fundamentales en tu día a día.


Es interesante observar como algunas personas tienen una percepción de las emociones sumamente negativa, incluso tachan de “débiles” a aquellos que se consideran “emocionales”, cuando en realidad, todos tenemos algo de eso.


Las emociones son parte de nuestro diseño, junto con los pensamientos y los comportamientos, son parte del equipaje con el que cargamos cada día. Las emociones te permiten experimentar el mundo a tu alrededor, interpretarlo y tomar acción frente a él. Pretender ser alguien sin emociones, sería algo muy extraño; son las emociones las que te permiten disfrutar de la compañía de tus amigos y reír junto a ellos, son las emociones las que te permiten conmocionarte cuando te sientes violentad@ y así poner límites, son las emociones las que te permiten conmoverte frente a una mala noticia, son las emociones las que te permiten planear con entusiasmo un viaje, etc, etc.


Las emociones están presentes en prácticamente todo lo que hacemos, son un conjunto de reacciones que aparecen a partir de la interpretación del mundo que hacemos y en la mayoría de los casos, tienen una repercusión en nuestro cuerpo, quizá por eso es que decimos cosas como “de la emoción siento mariposas en el estómago”.


Entonces, si las emociones son parte de lo que somos, son inevitables y son necesarias ¿cuál es el problema con ellas? No hay ningún problema con las emociones, el problema radica en la mayoría de ocasiones, en la manera en que vos y yo gestionamos nuestras emociones, ahí está la clave.


En este apartado (el de gestión emocional) tenemos de todo:

  • Aquellos que huyen de sus emociones, las evitan a toda costa y tratan de callarlas sin importar lo que eso cueste.

  • Aquellos que no las evitan y al contrario, se hacen un@ con ellas, las alimentan de manera tal que parece que ellos desaparecen y lo que queda allí, es una emoción pura.

  • Están los que nunca se preguntan sobre cómo se sienten y porqué lo sienten.

  • Por otro lado, los que pasan todo su día pensando en sus emociones y prestándoles una atención excesiva.

  • Y tenemos a los que han invertido en construir herramientas para gestionar sus emociones de manera saludable, los que saben que las emociones son importantes y les dan lugar, pero no más, ni menos, sino el que ellas merecen. Aquellos que han logrado encontrar el balance adecuado de atención a sus emociones.


¿Con cuál postura te identificás?


Ningún extremo es saludable, pero construir un balance saludable es posible.

La regulación emocional es fundamental y hay tres cosas que son vitales para poder construir dicho balance:


Conocer las emociones

Todas las emociones tienen una función y podrías utilizarlas a tu favor. Pero es difícil utilizar a tu favor algo que no conocés. Es necesario que busqués información acerca de cuáles son las emociones más frecuentes y te informes de la función de cada una de ellas.

(Para más información sobre emociones, te invito a escuchar la serie de Audiblemente titulada: Emociones)


Identificar y nombrar la emoción

¿qué es lo que siento? ¿qué nombre le podría poner? Son preguntas que te pueden ayudar para iniciar, después, es vital acercarte a la manera particular en que sentís una emoción, conocer esa manera y poder nombrarla, esto es vital en la gestión emocional.

Para muchas personas es más fácil identificar sus emociones a través de las sensaciones en el cuerpo, algunas preguntas que te pueden ayudar son: ¿cómo se siente esa emoción en mi? ¿en qué parte del cuerpo la siento?


Expresar la emoción

Es necesario buscar las maneras que para vos son más adecuadas y efectivas para la expresión emocional. Espacios como la psicoterapia pueden ser valiosos. También te puede ayudar hablar con personas de confianza en espacios seguros, escribir lo que sentís, pintar sobre lo que sentís, etc.


Salud emocional no se trata de dejar de sentir tristeza o enojo, sino que salud emocional estará en mucho, determinada por la manera en que gestionás esas emociones.


Una gestión emocional poco saludable, te podría llevar a terminar una relación importante, a perder un empleo, a traerse abajo un proyecto prometedor, a vivir en dinámicas de relaciones insanas, incluso a tener consecuencias en tu cuerpo y salud en general, entre muchas otras cosas.


La invitación es a que busqués espacios de autoconocimiento, que comprendás cómo se ven y manifiestan las emociones en vos para que así, podás construir herramientas para gestionarlas mejor.



Keisy Varela Seas

Agosto, 2021

Comments


bottom of page